27 diciembre 2017

En recuerdo de D. Javier García Barberena Erburu


Después de una corta pero irremisible enfermedad, llevada con una entereza ejemplar y sorprendente, propia de un hombre fuerte y poseedor de una gran fe, el pasado ocho de diciembre, falleció en Pamplona D. Francisco Javier García Barberena Erburu, socio de la Asociación Navarra Nuevo Futuro y miembro entusiasta y activo de laJunta Directiva, desde el 11 de mayo de 2000.

Para la Asociación y, en concreto, para su Junta Directiva, la pérdida de Javier deja un vacío enorme imposible de llenar. Éste se materializó claramente a lo largo de nuestra última reunión de trabajo, que resultó muy triste y emotiva, ya que la ausencia y el recuerdo de Javier lo presidía todo. Echamos en falta sus aportaciones, sólidas y siempre bien razonadas y su palabra amable, optimista y regida por una actitud de lealtad y total colaboración a Nuevo Futuro.

De Javier, hombre de convicciones firmes, recordaremos su gran sensibilidad humana y el profundo conocimiento, que vivía como cosa propia, de los problemas de la infancia y juventud más desfavorecida, por la cual trabajó a través de nuestra Asociación, en cuantas labores, muchas y variadas, asumió en los años de su pertenencia a Nuevo Futuro.

Intervino, siempre desinteresadamente, como doctor arquitecto que era en su actividad profesional, en el proyecto de nuestra actual sede en Huarte, logrando un espacio de trabajo y de reunión versátil y alegre, que sorprende a muchos de nuestros visitantes por sus espacios diáfanos, su ambiente amable y la extraordinaria funcionalidad del diseño. Antes había actuado en nuestras antiguas oficinas de Monasterio de Velate, en Pamplona y, año tras año, sus ideas y estudios fueron determinantes de la estructura y configuración, en las distintas ediciones y ubicaciones, del Rastrillo de Nuevo Futuro.

La falta de Javier supone un trance duro y difícil de asumir. Todos los que tuvimos la suerte de coincidir con él y conocerle de cerca, notamos ahora que, al desaparecer, nos deja un ejemplo de templanza y buen hacer, de enseñanzas y experiencias y de su pasión por la vida y por ayudar siempre a los más necesitados. Todo ello presidido con la memoria viva de su permanente amabilidad, generosidad y compromiso.

Que desde el Cielo nos ayude a todos.


Luis Palacios Zuasti, Presidente de la Asociación Navarra Nuevo Futuro

1 comentarios:

G Da dijo...

Muchas gracias, Luis, por tus palabras sobre Javier en nombre de toda la familia. Realmente, ha sido un don de Dios haber tenido a Javier entre nosotros.
Sin duda, como dices, Javier, desde el cielo, ya nos está ayudando a todos. Bien sabemos que la muerte no es el final.

Publicar un comentario